El Museo de Arte Abstracto Manuel Felguerez en Zacatecas debe su creación a la iniciativa del maestro zacatecano del mismo nombre, quién se propuso que el antiguo Seminario Conciliar, terminado en 1888, convertido más tarde en cuartel y después en presidio, fuese convertido en museo.

Felguerez y su esposa trabajaron arduamente consiguiendo colecciones y donando obra para integrar una muestra representativa de arte abstracto mexicano.

Antiguas crujías y espacios, como el templo, fueron revitalizados con gran gusto, cuidado y funcionalidad museográfica, dando lugar a un espléndido museo.

El museo conjunta obras de Felguerez, otras de artistas de la llamada generación de ruptura, maquetas de la Ruta Escultórica de las olimpiadas de 1968 donadas a México y once pinturas de gran formato que presentó México en la Feria Mundial de Osaka.